jueves, 7 de enero de 2010

AURA


Mi niña, mi princesa
brisa cálida de mar
ángel dulce y perfecto
enséñame a soñar.

Son tus ojos dos luceros
de esperanza, de lealtad
gaviota de inocencia
corazón en libertad.


Mi niña, mi princesa
mi vida, mi verdad,
mi amanecer de luz
mi tesoro y realidad.


Ilumina con tu risa
el porvenir que viene ya
déjame acompañar tu senda
y cuidarte sin dudar.


Mi niña, mi princesa
mi aura y despertar,
mi luna, mis estrellas,
mi motivo para amar.

3 comentarios:

Estrella dijo...

Sabemos el amor que se puede sentir de una madre a una hija. Benditas fuimos al tener esa dicha... te quiere tu prima

((( Latidos ))) en ** Azul dijo...

Buen Día.

Le agradesco su compartir;mmm...
Hermoso suspirar del alma y corazón...

Son tus ojos dos luceros
de esperanza, de lealtad
gaviota de inocencia
corazón de libertd.

Ilumina con tu risa
el porvenir que viene ya
dejame acompañar tu senda
y cuidarte sin dudar.


aunque todas las lineas son hermosas...

aqui algo especial:
mi niña, mi promesa
mi aura y despertar,
mi luna, mis estrellas,
mi motivo de amar...

Gracias por brindar tanto
amor,y escribirme.

Cada ser trae algo y sin duda
su hermoso corazón...
la mirada de paz y cariño de alguien o la sonrisa y juego de los niños (as) es todo un lenguaje de amor que cada ser sueña... en amor.

Dios la cuide y
Bendiciones.
tenga un bonito día.

Chiquilla dijo...

Coeli,
Emocionan tus versos, se percibe el amor de madre que lleva impreso cada palabra.
Es precioso el homenaje a tu niña, un poema precioso para no olvidarlo.
Mi cariño y un abrazo para ti, en esta entrada tan especial.