domingo, 3 de enero de 2010

LUNA


Y me tocas...
tócame así,
con el albor silencioso
que acaricia mis anhelos,
con las mil y un promesas
de que todo es eterno.

Y me miras...
mírame así,
con estrellas ¡luna etérea!
que recorran mi cabello,
con caricias impalpables
que en mi piel dejará el viento.

Y me besas...
bésame así,
con suspiros incesantes
que renacen en mi cuerpo
con la verdad absoluta
de que el hoy ... es el comienzo.

1 comentario:

cecilup dijo...

hola niña ya ando por aqui y estare seguido apoyando a las niñas bonitas e inteligentes seeeeeeeeeeeeeeeeeeeee, bueno pues ahora me gusto el poema de la luna esta padrisimo nos seguimos viendo besos