miércoles, 5 de junio de 2013

Días de lluvia

 
 
 
 
 
 
 
 
Se fue vestido de mis ojos
como cada luna llena
con la ilusión de ese abrazo eterno
que perdí en los días de mayo.
 
 

Se fue y no volvió la vista atrás
quizá las palabras habían mudado
ya su color de ámbar y ahora
el silencio sellaba mis labios.
 
 

Se fue y no dijo más
las promesas errantes
morían de olvido
como cada susurro


 
como cada gota de lluvia que no volverá...