domingo, 8 de febrero de 2015


No le dolia el amor...
amaba con cada molécula de su piel
con todo su ser inmenso y simple.

No le dolia el amor...
sabia unir sus pedazos rotos,
armar el rompecabezas que dejaban
en el alma las historias.
No le dolía, lo sabia
cada noche, cada día
volvia a empezar . . .

a soñar de nuevo
que nunca

que nunca el amor dolia.